Entradas

Mostrando las entradas de noviembre 12, 2017

¡Soldado Pinocho!

Pinocho es una marioneta de madera originalmente creada en 1882 por Carlo Collodi en su libro “Las aventuras de Pinocho” más popularizada en 1940 en la película “Las aventuras de Pinocho” producida por los estudios de Walt Disney.
Lo curioso del títere Pinocho es que su nariz crecía cada vez que él decía una mentira. Esa realidad imaginaria nos hace pensar ¿qué tamaño tendrían nuestras narices si eso ocurriera de verdad entre los humanos? Para contestar esa pregunta, la idea no es comparar el tamaño de nuestra nariz con la nariz de los otros, pero sí mirarnos en el espejo para analizar si nuestras palabras contienen verdades o mentiras.
Hay una tendencia en nuestros días que equivocadamente se piensa que las mentiras “blancas” o, como se dice las mentiras vanidosas, son necesarias para la buena convivencia entre las personas.  O sea, es necesario decir solamente el aspecto conveniente del asunto y evitar la parte que incomoda, de esa manera todos quedan felices.
El problema es que no se …

¡Distinto de Frank Sinatra!

En 1969, el famoso cantor norteamericano Frank Sinatra popularizó la canción “My Way”, que en español significa “A Mi Manera”. En el refrán Sinatra entona que: “la vida está llegando al final, pero la viví a mi manera”.
Quizás no conocemos quien era Frank Sinatra, pero querer hacer las cosas a nuestra manera es algo que ciertamente tenemos en común con su famosa canción, como si fuéramos los dueños del universo.
Sin embargo, sólo conseguimos tener una correcta perspectiva de la vida cuando aceptamos que nosotros no somos el centro del universo, pero que en verdad todo se vuelve alrededor del Creador que lo hizo y pasamos a buscar de Él las instrucciones de cómo vivir.  Sí el eje de la bicicleta está descentralizado el viaje queda turbulento, pero cuando está debidamente centralizado el viaje es suave y tranquilo.
Cuando entendemos que no somos el centro del universo, pero que el Creador de tal manera nos ama, que envió a su hijo a morir en nuestro lugar, pasamos a tener una correcta pers…