Entradas

Mostrando las entradas de agosto 27, 2017

¿Salvación o Sanción?

Hoy día mi esposa y yo cumplimos tres años como líderes del Ejército de Salvación en esta hermosa región de Sudamérica, y en conmemoración voy a asumir el desafío de escribir un blog semanal con temas y comentarios de interés al público salvacionista.
Los salvacionistas son aquellos que hacen parte del Ejército de Salvación.  Mientras el Ejército habla de la manera cómo nuestra iglesia es organizada, Salvación se refiere a la misión que tiene nuestra iglesia. Por lo tanto, el Ejército posee una organización disciplinada y una misión compasiva. ¡Es importante entender que somos el Ejército de Salvación y no el Ejército de Sanción! Mientras Salvación apunta como recuperar al pecador, Sanción apunta como podemos castigarlo o ser cómplice de él.  
Interesante que Jesús mismo sabiendo que Judas era el traidor, no lo excluyó de aquella “primera cena”, sin embargo le permitió participar junto a los demás discípulos. Más adelante Judas se excluyó a sí mismo. 
En la parábola del “trigo y la ciza…

¡Acción Solidaria!

“¡Acción Solidaria!” -Gálatas 6:1-10

Después que Jesús ascendió al cielo, la iglesia primitiva se expandió por muchos lugares más allá de Jerusalén.   Ejemplo de eso fueron las iglesias de la Galicia a quién Pablo escribe esa carta donde busca enseñar ciertos principios de cómo ser iglesia.
El texto en consideración contiene parte de esa enseñanza e instruye que la buena marcha de la comunidad cristiana mucho depende del auxilio mutuo entre los cristianos de la misma comunidad. El apóstol Pablo lo resume cuando dice: “Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.” (Gálatas 6:2)
El apóstol también nos indica claramente la manera que debemos sobrellevar las cargar los unos de los otros, y lo hace convocando a los hermanos que son espirituales a asumir una postura especifica.
a)  ¡Con Mansedumbre!  vs. 1
En el versículo uno leemos: “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros  que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, …

¡Ejemplo Redentor!

“¡Ejemplo Redentor!” - Lucas 15:1-7

En Lucas 15:1-7 Jesús nos cuenta la parábola de la oveja perdida. En ella el Señor comparte acerca de las realidades comunes y rutinarias de la vida de la gente de esa época, exponiendo sobre un hombre que lleva en serio su tarea como pastor.
Esa parábola es muy significativa, pues no sólo revela cómo debe actuar un pastor de ovejas, sino retrata como el propio Maestro actuó como el buen pastor de la humanidad y cómo sus seguidores deben actuar delante del pastoreo de la gente. Refiriéndose a sí mismo Jesús dijo en Juan 10:11: “Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas.” Después, en Juan 21:16b refiriéndose a Pedro, Jesús dijo: “Pastorea mis ovejas”.
Por lo tanto, las verdades reveladas en esa parábola nos presentan de manera contundente el Ejemplo Redentor a seguir y nos ayudan a entender como debe ser el pastoreo de la gente por las iglesias.
a) ¡Buscar al Perdido! vs. 4
¡En primer lugar, el pastor debe buscar la oveja perdida has…

¡Parámetros Sanos!

 “¡Parámetros Sanos!” -Génesis 2:15-3:19 y 4:6-4:15

Cuando Dios en el Edén creó al mundo, él estableció algunos principios de gobernanza que se mantuvieron a través de toda la biblia y que deben servir como base de la gobernanza hoy día.
La palabra “gobernanza” proviene de la palabra “gobierno” y significa “el buen gobierno”, por veces confundida con la palabra “gobernabilidad” que tiene la misma proveniencia, pero que significa la “posibilidad de gobernar”.
Vale recordar que la “gobernanza eclesiástica” de nuestras iglesias corresponde al consejo de cuidado pastoral del cuerpo bajo la jerarquía salvacionista, siendo dirigidos todos por Dios.  Importante entender eso porque por veces se piensa que esa responsabilidad es únicamente del oficial directivo.
De manera muy precisa y puntual Dios como creador intervino en la historia de la creación para aclarar aquello que debería y no debería suceder.
Si queremos hoy día tener “gobernanza” en nuestra iglesia, o sea un “buen gobierno”, tenemos qu…