Entradas

Mostrando las entradas de 2017

¡Floresta en llamas!

Todos los años los incendios forestales asolan diversas partes del mundo, con una furia impresionante, capaz de destruir tremendas áreas de bosques y dejar las populaciones cercanas a ellos en alerta máxima. Cuando eso ocurre muchos son preventivamente evacuados de sus casas sin saber si las encontrarán al regresar, por lo tanto, la felicidad presente y futura de muchos es amenazada por el ímpetu y la incerteza de las llamas.
A pesar del futuro incierto, los votos de feliz año nuevo que se reciben de los amigos y los votos que se desean a ellos, demuestran que todos aspiramos la felicidad. Pero ¿qué control tenemos sobre lo que sucederá en el futuro? Sabemos que algunas cosas dependen de nosotros, pero que otras no, ¿cómo entonces posicionarnos de la mejor manera?
El nuevo testamento enseña que nuestra lengua es capaz de poner un bosque en llamas.  Por lo tanto, sí queremos un año feliz, ciertamente tenemos que empezar cuidando lo que hablamos, pues nuestras palabras tienen la capaci…

¡Luz al final del Túnel!

En medio de la oscura noche, mi hija a los siete años de edad, muchas veces me llamaba, diciendo: ¿Papá? ¿Papá? y yo le contestaba ¿qué pasa hija? Y ella decía: nada, solo quería saber que estás ahí.  Más adelante en la noche ella volvía a llamarme: ¿Papá? ¿Papá? yo nuevamente contestaba ¿Qué pasa hija? y ella volvía a decir: nada, solo quería saber que estás ahí.
El temor nocturno es algo que amedrenta no solo a los niños sino también a muchos adultos. Peor todavía cuando pasamos por épocas donde sentimos que el día fuese una interminable y aterradora noche. Quizás una gran pérdida o decepción nos hace entrar en un largo y tenebroso túnel que apenas nosotros podemos atravesarlo en solitario.
Ya no somos niños, pero que bueno sería, si en ocasiones pudiéramos simplemente llamar ¿Papá? ¿Papá? Y escuchar su segura y confortante voz contestado: ¿Qué pasa hijo?
En la historia bíblica de navidad leemos que cuando el ángel anunció a José que María tendría el hijo de Dios, dijo que su nomb…

¡Dieta Navideña!

Comidas y más comidas, es lo que siempre conseguimos en una secuencia interminable de encuentros navideños; y cuando pensamos que ya no podemos más, siempre existe uno más donde debemos ir y disfrutar de platos irresistibles.  Después de ese maratón culinario nos queda, el aumento de peso, de la presión, del colesterol y del azúcar, entre otros.
En el antiguo testamento, leemos que Ezequiel comió el rollo de las escrituras y le fue en su boca dulce como la miel. No lo hizo literalmente, pues habría tenido un tremendo dolor de estómago, fue en visión o en sueño; pero la metáfora es que el sabor de la palabra de Dios le fue dulce como la miel y no le provocó efecto colateral negativo.
Una vez ingeridos, los alimentos pasan a ser parte de nuestro físico, algunas personas incluso dicen que somos lo que comemos. Por lo tanto, es natural que si queremos tener un cuerpo sano, tenemos que buscar una alimentación adecuada y sana. Lo mismo sucede con el consumo de la Palabra de Dios, cuando la in…

¡Enemigo Secreto!

En esta época navideña, es común que en los varios círculos que vivimos, sea en la sección donde trabajamos, en el grupo de nuestra iglesia, o entre nuestros amigos y familiares, se realicen “los amigos secretos”. Esta es una actividad que se trata de escribir el nombre de los que quieren participar en papelitos y después uno a la vez saca un papel, y así toma conocimiento del nombre para quien tendrá que regalar un presente conforme al valor establecido por el grupo.
Ya tuve la oportunidad de participar de este tipo de intercambio, también de perder el papelito después de haberlo sacado y olvidarme del nombre para quién debería regalar. Cuando eso sucede, uno busca adquirir un regalo genérico que sirva tanto para hombre o mujer, así como para joven o adulto.  Creo que eso también ya pasó con aquellos que deberían regalarme, pues algunos presentes que he recibido no tienen sentido alguno.  Por eso hay veces que pienso chistosamente que este hábito debería llamarse “enemigo secreto”.
Di…

¿Dónde está el bebe?

No fueron pocas las veces donde mi esposa y yo nos miramos y nos preguntamos, ¿dónde está el bebé? Afligidos buscábamos encontrar a nuestra hijita, la encontrábamos en los lugares más inusitados como debajo de la cama, dentro del lavador y hasta dentro del refrigerador.
La misma aflicción podemos sentir en estos días que preceden la navidad.  Vemos promociones navideñas en los comercios, fiestas de navidad en las empresas, películas navideñas en la televisión, mucha mención al viejito pascuero (San Nicolás) por todas partes, pero ¿Dónde está el bebé?
El término navidad procede del latín nativitas siendo que nativatis significa nacimiento. Navidad es la fiesta cristiana en que se conmemora el nacimiento de Jesucristo. Es la fiesta del cumpleaños de nuestro Salvador y Señor que nació 2017 años atrás. Él es el motivo de la Navidad y debería ser y estar en el centro de todas las conmemoraciones en esta época.
El hábito de regalar presentes los unos a los otros es una práctica simbólica.  Re…

¡El delantal y el acoso!

En cierta oportunidad los ministerios femeninos invitaron a mi papá para ser juez en un concurso de delantales.  Mi pobre papá no tenía idea como juzgar la hermosa artesanía presentada en cada una de las piezas. Él percibió que todos los delantales eran muy hermosos por el frente pero no todos eran bien acabados en el “reverso”.  Siguió entonces el criterio de juzgar el delantal con el mejor reverso.
La realidad de algunos delantales es que son tan bonitos por el frente y tan feos en su reverso. Así mismo, es sorprendente y repugnante descubrir los innúmeros casos de acoso sexual viniendo a la luz en estos días en los medios de comunicación. El lado secreto de varias de las celebridades famosas e ilustres que tanto admirábamos ha sido revelado y lo que se constató no es nada plausible.
El acoso sexual se trata de un abuso de poder, y es cuando una persona piensa que tiene el derecho de exigir lo que sea de la otra, simplemente por estar en posición de autoridad sobre ella, y la obliga …

¡Soldado Pinocho!

Pinocho es una marioneta de madera originalmente creada en 1882 por Carlo Collodi en su libro “Las aventuras de Pinocho” más popularizada en 1940 en la película “Las aventuras de Pinocho” producida por los estudios de Walt Disney.
Lo curioso del títere Pinocho es que su nariz crecía cada vez que él decía una mentira. Esa realidad imaginaria nos hace pensar ¿qué tamaño tendrían nuestras narices si eso ocurriera de verdad entre los humanos? Para contestar esa pregunta, la idea no es comparar el tamaño de nuestra nariz con la nariz de los otros, pero sí mirarnos en el espejo para analizar si nuestras palabras contienen verdades o mentiras.
Hay una tendencia en nuestros días que equivocadamente se piensa que las mentiras “blancas” o, como se dice las mentiras vanidosas, son necesarias para la buena convivencia entre las personas.  O sea, es necesario decir solamente el aspecto conveniente del asunto y evitar la parte que incomoda, de esa manera todos quedan felices.
El problema es que no se …

¡Distinto de Frank Sinatra!

En 1969, el famoso cantor norteamericano Frank Sinatra popularizó la canción “My Way”, que en español significa “A Mi Manera”. En el refrán Sinatra entona que: “la vida está llegando al final, pero la viví a mi manera”.
Quizás no conocemos quien era Frank Sinatra, pero querer hacer las cosas a nuestra manera es algo que ciertamente tenemos en común con su famosa canción, como si fuéramos los dueños del universo.
Sin embargo, sólo conseguimos tener una correcta perspectiva de la vida cuando aceptamos que nosotros no somos el centro del universo, pero que en verdad todo se vuelve alrededor del Creador que lo hizo y pasamos a buscar de Él las instrucciones de cómo vivir.  Sí el eje de la bicicleta está descentralizado el viaje queda turbulento, pero cuando está debidamente centralizado el viaje es suave y tranquilo.
Cuando entendemos que no somos el centro del universo, pero que el Creador de tal manera nos ama, que envió a su hijo a morir en nuestro lugar, pasamos a tener una correcta pers…

¡Clave del WiFi!

Cuando mis sobrinos me visitan en casa, la primera cosa que hacen antes de saludar, es preguntarme: ¿Tío cuál es la clave del Wifi?  Quedan ansiosos a la espera de que yo la encuentre, después la toman con una sonrisa quedando hipnotizados por sus celulares hasta el momento de irse,…mientras tanto yo permanezco ahí como un cuadro colgado en la pared.
Los más antiguos dirían que los jóvenes están equivocados en no demostrar interés en conectarse con mi mundo, pero los más jóvenes dirían que el equivocado soy yo en demostrar desinterés en conectarme con su mundo. La realidad es que mantener una conexión intergeneracional es un desafío para todas las generaciones.
Los adultos aprendieron a tratar con uno a la vez y así les parece correcto, los más jóvenes aprendieron a tratar con varios al mismo tiempo y eso es lo correcto para ellos.  Por encima de eso, el secreto como en cualquier comunicación es ponerse en el lugar del otro. Por lo tanto, no se trata de decir lo que uno quiere decir, p…

¡Síndrome del Edén!

Cuando Dios creo a Eva en el Edén, Adán quedo súper feliz.  El había vivido solo, viendo a todos los animales con sus parejas, pasó finalmente a tener su propia compañera exclusivamente para él. La armonía del Edén parecía por fin estar totalmente completa, pues sus momentos de soledad habían terminado.
Bastó que surgieran los primeros problemas para que esa aparente felicidad y armonía fuesen interrumpidas.  Cuando Dios les apareció queriendo saber quién había desobedecido sus órdenes, Adán no titubeó en apuntar a Eva, que por su vez no titubeó en apuntar a la Serpiente. El primero transfirió la responsabilidad por el error al segundo y ese la transfirió al tercero.
Interesante que la armonía del Edén no fue interrumpida por la Serpiente, más sí por la incapacidad de Adán y Eva en obedecer a Dios y asumir su responsabilidad por el error cometido.  Lanzar la culpa del error a Eva no eximía Adán y lanzar la culpa a la Serpiente no eximía a Eva. Adán y Eva fueron cómplices en la desobedie…

¿Soy hombre o mujer?

Nací en los años 60, época en que éramos enseñados a ser hombres o mujeres, considerando cualquier otra alternativa de género como una aberración diabólica. 
En biología escolar aprendimos que el sexo es determinado por el sistema de los cromosomas; siendo que los cromosomas XY determinan que el sexo del individuo es hombre, y los cromosomas XX determinan que el sexo cromosómicamente es femenino. Solamente en casos muy raros es que esa regla biológica no se aplica.
Al parecer en nuestros días, la gente busca su identidad de género no en la objetividad de su realidad cromosómica, sino en la subjetividad de su realidad psicológica. No obstante, en esta situación, la iglesia debería justamente ser el ambiente donde las personas puedan sincera y honestamente encontrar su verdadera naturaleza y potencial en Cristo Jesús, en un ambiente de respeto y confianza.
No podemos simplemente mirar a la persona diferente como una aberración diabólica, sino como alguien que como nosotros puede descubrir…

Emigración, ¿Sí o No?

En el mundo animal, todos los años centenas de especies migran de un lugar a otro por todo el globo terráqueo en busca de mejores condiciones para su sobrevivencia.  El campeón del viaje es una pequeña ave, el charrán o gaviotín ártico cuyo nombre científico es Sterna Paradisaea, familia de los estérnidos.
Cada año, esa pequeña ave vuela más de 71,000 kilómetros zigzagueando rutas de ida y vuelta entre Groenlandia y la Antártica. Se trata de la migración regular más larga de todos los animales conocidos. ¡Cómo no admirar el fenómeno migratorio entre los animales y apreciar el tremendo esfuerzo del pequeñito charrán ártico por su sobrevivencia!
Fenómeno similar ocurre entre los seres humanos en la emigración. Gente de diferentes partes del mundo deja su tierra en busca de mejores condiciones de trabajo y subsistencia.  Curiosamente no nos llenamos de admiración por la emigración de los seres humanos, de la misma forma que lo hacemos admirando o apreciando la migración de los animales.
Vi…

¿Frankenstein o Cuerpo de Cristo?

Cuando era niño quedaba impresionado al ver en televisión las películas que retrataban al monstruo de Frankenstein. La famosa novela de Mary Shelley, acerca de un monstruo que fue creado por el joven científico Víctor Frankenstein. Durante el experimento, Víctor unió varias partes de diferentes cadáveres y le dio vida a su monstruo. Como las partes del cuerpo de Frankenstein no encajaban bien, él tenía una apariencia horrible y se movía de manera muy torpe, amedrentando a la gente por donde pasaba.
Interesante es que en el Nuevo Testamento se habla de la Iglesia como el Cuerpo de Cristo y que ese cuerpo es formado por varias personas diferentes. Al contrario de Frankenstein, el Cuerpo de Cristo es bien ajustado y se mueve de manera sincronizada y armoniosa, o así debería ser.
Cada uno de nosotros aporta y recibe algo del Cuerpo de Cristo.  Aportamos al Cuerpo con nuestros dones y habilidades que el Señor nos regaló y recibimos del Cuerpo a través de los dones y habilidades regalados por…

Rastro Bendito

Escribo estas líneas desde Israel, donde mi esposa y yo estamos viviendo un sueño que siempre hemos tenido, el de conocer esta tierra, caminar por donde los personajes bíblicos caminaron y principalmente por donde caminó Jesús. Uno lee la biblia e imagina los lugares y escenarios en ella mencionados, pero definitivamente el estar aquí y andar por ellos amplía la comprensión del contexto donde sucedieron las historias bíblicas.
Es sorprendente conocer alrededor del Mar de Galilea, visitar Jerusalén o bañarse en el Mar Muerto; es como cuando vemos en las películas en 3D, las historias ganan vida. Es asombroso pensar que por aquí Jesús estuvo, contó sus parábolas, hizo sus milagros y principalmente murió para salvar la humanidad.
Entretanto caminar por donde Jesús caminó, no ocurre sólo cuando andamos por las calles de las diferentes ciudades de Israel. Caminar por donde Jesús caminó, significa acercarnos a los desesperanzados y darles esperanza, a los desamparados darles amparo, a los …

¡Ni miope ni sordo!

Alguna vez escuché acerca de un ciudadano que insistía en continuar visitando a sus médicos para seguir siendo atendido, ya que según él tenía una seria enfermedad, pero los doctores le aseguraban que él de nada sufría.  El hecho es que el hombre hacía hincapié y decía al otorrinolaringólogo que lo que oía de la gente era diferente de lo que veía, y al oftalmólogo le decía que lo que veía era diferente de lo que oía.  Felizmente el hombre estaba sano, oía y veía muy bien, pero era afectado por las incoherencias de las personas en su comunidad.
Vivimos en un mundo donde las apariencias se tornaran más importantes que la realidad. El marketing nos vende una ilusión inalcanzable, pero todos la seguimos como si nuestra vida dependiera de ella. Basta con que una celebridad se vista diferente o haga alguna tontería para que al día siguiente la imitemos y todos nos parezcamos y luzcamos como tontos.  Tanto es así, que buscamos compulsivamente lucir su ropa y su manera de vivir, como sí eso pu…

Huracán Jezabel

Con efectos más devastadores que los recientes huracanes que golpearon al centro norte de las Américas, el huracán Jezabel es aún más destructible que todos ellos juntos.  Jezabel personifica en la historia bíblica aquella que obstinadamente buscó destruir los fundamentos divinos para implementar sus propios ideales lascivos.  Uno percibe que ese tipo de huracán aún existe y sopla con vientos cada vez más fuertes.
He quedado estupefacto al ver en la tele como los huracanes han dejado un rastro de destrucción devastador.  Gente que perdió todo lo que poseía, su casa, su negocio, su familia y su propia esperanza.  Aquellos que vivían en las islas no tuvieron oportunidad para donde escapar y los del continente tuvieron que evacuar para lugares más seguros. 
“Adorar sólo a Dios”, “honrar a los padres” y “vivir en fidelidad conyugal” son algunos de los pilares que nuestra sociedad moderna y secularizada ya no aspira. En estos días hablar de Dios se volvió políticamente incorrecto, escucha…

¿Dime con quién andas...?

El dicho popular: ¡Dime con quién andas y te diré quién eres!  Nos lleva erróneamente a pensar que si andamos en malas compañías somos malas personas, pero si andamos en buena compañía somos buenas personas. Ese entendimiento ha quedado en el subconsciente de la iglesia y nos induce a acercarnos a las buenas personas para ser mejores y alejarnos de las malas para no ser contaminados.¡Entre tanto no hay comportamiento más contradictorio a las enseñanzas de Jesucristo que ese!
Jesús en muchas ocasiones fue visto en compañía de gente con mala reputación, entre otros,  anduvo con mujeres de mala fama, frecuentó casas de corruptos e interactuó con locos alucinados. Por eso, los religiosos de su época lo censuraban y los religiosos de hoy también censuran a aquellos que así proceden.  Aún más según la compañía de quien se trate, el tema es ¿quién influencia a quién? ¡Jesús influenciaba mejor a todos aquellos con quién andaba!
Si en nuestra red de amistades y conocidos sólo tenemos santos ¿cuá…

¡Iglesia Inoxidable!

Dios se autodefine en el último libro de la biblia como el “Alfa y la Omega, el principio y fin”, Quiere decir: ¡Dios es el pasado y también es el futuro!  Esta verdad es particularmente reveladora cuando la entendemos bajo el concepto del sacerdocio de todos los creyentes.
Siendo que Dios es el pasado y el futuro, y siendo que en la iglesia es responsabilidad de todos compartir sus experiencias y ser tomados en serio, entonces podemos experimentar el Dios del pasado a través del testimonio de los ancianos y el Dios del futuro a través del testimonio de los jóvenes.  Esa comprensión nos hace descubrir la importancia de escuchar a los más grandes con mucho respeto y a los más pequeños con mucha atención.
Vivimos en tiempos cada vez más cambiantes donde las organizaciones buscan reinventarse para mantenerse relevantes, en caso contrario morirían.  Lo mismo ocurre con la iglesia para mantenerse fiel a la Palabra de Dios y relevante al siglo 21 tiene que evolucionar manteniendo su esencia…

¿Salvación o Sanción?

Hoy día mi esposa y yo cumplimos tres años como líderes del Ejército de Salvación en esta hermosa región de Sudamérica, y en conmemoración voy a asumir el desafío de escribir un blog semanal con temas y comentarios de interés al público salvacionista.
Los salvacionistas son aquellos que hacen parte del Ejército de Salvación.  Mientras el Ejército habla de la manera cómo nuestra iglesia es organizada, Salvación se refiere a la misión que tiene nuestra iglesia. Por lo tanto, el Ejército posee una organización disciplinada y una misión compasiva. ¡Es importante entender que somos el Ejército de Salvación y no el Ejército de Sanción! Mientras Salvación apunta como recuperar al pecador, Sanción apunta como podemos castigarlo o ser cómplice de él.  
Interesante que Jesús mismo sabiendo que Judas era el traidor, no lo excluyó de aquella “primera cena”, sin embargo le permitió participar junto a los demás discípulos. Más adelante Judas se excluyó a sí mismo. 
En la parábola del “trigo y la ciza…

¡Acción Solidaria!

“¡Acción Solidaria!” -Gálatas 6:1-10

Después que Jesús ascendió al cielo, la iglesia primitiva se expandió por muchos lugares más allá de Jerusalén.   Ejemplo de eso fueron las iglesias de la Galicia a quién Pablo escribe esa carta donde busca enseñar ciertos principios de cómo ser iglesia.
El texto en consideración contiene parte de esa enseñanza e instruye que la buena marcha de la comunidad cristiana mucho depende del auxilio mutuo entre los cristianos de la misma comunidad. El apóstol Pablo lo resume cuando dice: “Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.” (Gálatas 6:2)
El apóstol también nos indica claramente la manera que debemos sobrellevar las cargar los unos de los otros, y lo hace convocando a los hermanos que son espirituales a asumir una postura especifica.
a)  ¡Con Mansedumbre!  vs. 1
En el versículo uno leemos: “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros  que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, …